Escalada pies de gato

Escalada de recuerdos

Una época de la que guardo muy buenos recuerdos fue la dedicada a la escalada. Solíamos ir mucho por Etxauri en Navarra y en vacaciones nos escapábamos a Siurana (Tarragona). Los días a pie de pared, agarrados a la roca, mirando las presas, controlando la cuerda, viendo los buitres volar por los alrededores, el calor calentándonos realzando el olor de los bog o de los pinos, los raspones, los dedos despellejados y la bolsita de magnesio colgando a un costado. Los amigos trazaban curiosas imágenes en el aire, como un baile, estudiando los pasos que darían luego en el ascenso por la vía elegida. Los pies de gatos apretaban nuestros estrujados dedos sin ninguna misericordia, ¡lo que nos hacíamos por subir!

Otro valor añadido que tenía la escalada para mi, era que visitábamos muchas zonas de escalada por la zona norte de la península en compañía de los amigos y pasamos muy buenos momentos juntos.

Hace años perdimos a un amigo entre las rocas, Zamo, pero sigue escalando nuestros recuerdos.

climbing

Iñaki y Zamo

Ya han pasado muchos años desde que me metía en el laboratorio del gazteleku de Kontadores a revelar en 1996 hasta el 2014 que volví a entrar en un laboratorio, cuando el olor a revelador me trajo esos fotos a la cabeza.

hands climber

Zamo

 

Climbing equipment

Nuestro material

climbing Luisma

Luisma asegurando a un compañero

climbing and hands

Probando presas

secure a climber

Iñaki y Luisma asegurando a los que están escalando

Ha sido curioso recordar la época de escalada sin mostrar fotografías de gente escalando, pero los recuerdos y las sensaciones me han visitado igualmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *