Presentacion logo Patri

Patri IVC

 

 

 

Inicio IVC

Desde que me saqué el título de Diseñadora Gráfica hará unos 20 años, la forma de plantearse el diseño ha cambiado mucho. Ahora es más integral y aquí hemos aprendido una metodología para abordar los proyectos de manera más global y creativa como es el Design Thinking. Un diseño centrado en las personas con actitud creativa.

Como colofón a dos intensos años cursando el ciclo de Gráfica Publicitaria en el IES Usandizaga se planteó para el proyecto integral desarrollar nuestra IVC personal. Que es entre otras cosas el aporte visual donde se reflejan atributos, valores, filosofía e intenciones, creando una relación emocional con el público.

Design Thinking

Para situarnos voy a empezar con la terminología básica:

Color corporativo: Es el color que mar­cará la identidad de nuestro grupo y lo acompañará siempre, por lo que hay que tener en cuenta qué queremos transmitir con el color elegido. Es otra forma de hacer reconocible nuestra marca.

Identidad corporativa: Filosofía y valores del conjunto del grupo, que facilita las cua­lidades que quieren transmitir a su público, mediante publicidad y el producto producido o servicio ofrecido (como conciertos).

Identidad visual corporativa o IVC: La representación de los valores del grupo de forma gráfica, man­teniendo una línea clara y de unidad, que redunda en la buena identificación de la misma.

Imago, Imagotipo: Es la imagen/dibujo/ símbolo… que repre­senta al grupo, aso­ciada a su nombre y logotipo. No necesita nada escrito para ser reconocible.

Logo, Logotipo: Es la parte escrita que sirve a una perso­na, grupo, empresa, institución o producto para representarse, normalmente median­te un juego tipográ­fico.

Marca: combinación de nombre, logotipo, imagotipo, color cor­porativo… utilizados en la construcción gráfica.

Como he comentado antes, el Design Thinking es una metodología y se divide en diversas fases que no tienen que ser lineales, podemos retomarlas en determinados momentos en caso necesario.

Conectar y comprender

 

Al ser un diseño centrado en las personas/usuarios, lo principal es ser empático, observar, ver, preguntarse el porqué de las cosas, recopilar toda la información posible.

En cualquier proyecto en el que trabajemos, en esta fase, nos encargamos de preparar un cuestionario o entrevista inicial. Recopilar toda la información del cliente y el proyecto, los antecedentes gráficos y contenidos para la aplicación que vayamos a utilizar.

En este caso al trabajar sobre nosotros mismos era un ejercicio también de autoconocimiento. Aquí me planteé una duda ¿quería un logotipo?¿me sentiría representada por una sola imagen adecuadamente? Dado mi carácter inquieto, era razonable planteármelo y buscar una solución a este dilema.

Observar y empatizar

 

Nos estamos situando, queremos comprender el encargo, el contexto, los objetivos, el sector, a la persona… Por lo que en esta fase se consultan las fuentes documentales disponibles, se realiza el trabajo de campo sobre el usuario, la competencia, el sector y buscando ejemplos por analogía.

Realicé una recopilación de logotipos, si bien es interesante tener en cuenta las tendencia al respecto, lo que buscaba era una línea gráfica con la que me sintiese representada. Buscaba formas orgánicas, imagos ilustrados, el negro, formas redondas… quería representar tanto mi parte de diseñadora como mi parte de ilustradora, un valor añadido.

Sintetizar y planificar

 

Con el Briefing, con este documento escrito, se sintetiza y redefine la propuesta, recopila toda la información dándole forma, considerando al usuario y la experiencia con el producto el centro del proyecto. Saldrían de aquí también parte de los conceptos principales sobre los que luego trabajaría.

Muy importante también era una buena planificación de las etapas y los tiempos de trabajo para llegar al final del proyecto. En el Timming se detallaban todas las tareas que se irían realizando, contando con los imprevistos que suelen aparecer en todo trabajo.

Suele ser momento también de realizar presupuestos y solicitarlos. De tener en cuenta los aspectos a considerar, ya sean legales, técnicos, humanos, ecológicos…

Idear y visualizar

 

Se entraba en otra fase donde las ideas, las referencias y los primeros bocetos lo llenaban todo.

El juego creativo para generar ideas lo habíamos practicado durante el curso y era una herramienta muy interesante, por lo que también lo utilizamos.

Realicé mi Brainstorming (lluvia de ideas) partiendo de unos conceptos: Patricia, diseñadora, ilustradora, trabajo, creatividad e ideas. Como persona, reflejarme en mi trabajo dando lo mejor de mí. Era importante también que se reflejara mi parte de diseñadora y la de ilustradora complementándose y reforzándose. La capacidad de trabajo y compromiso para desarrollar la creatividad y generar ideas interesantes.

Con el Mind Map los organicé y relacioné de manera más gráfica. Aquí fueron sumándose conceptos y aparecieron las primeras ideas sobre las que trabajé los bocetos.

bocetos IVC Patri

Tal y como había buscado en los referentes los bocetos estaban llenos de formas orgánicas, círculos, texturas… Alternaba lo manual y lo digital, como complementarios. Para obtener las texturas utilicé tapones de botellas de distintos materiales cortándolos.

La idea de las semillas, el crecimiento, el desarrollo, la estrategia de supervivencia, un objetivo, la vida me pareció muy significativo. Otra de las vías que decidí tomar fue el concepto de la mirada, el ojo, ver, mirar, el alma, la perspectiva, el animal visual que es la persona, el principal sentido… tan importante para el diseño.

En paralelo se empezaba a trabajar en la selección de las aplicaciones que se desarrollarían.

Prototipar y testear

 

Elegí desarrollar el concepto de ojos, miradas. Me planteé desde el único ojo hasta varios en diversas posiciones hasta llegar a dos ojos, izquierdo y derecho uno encima del otro, con distintas perspectivas, distintos puntos de vista que se complementan. En una mirada también se podía encontrar la semilla de un sentimiento o una idea. Las personas estamos preparadas para reconocer caras, ojos, atrae nuestra mirada, lo que junto al diseño que estaba buscando aseguraba una buena visibilidad a este imago.

mas de 100 variantes

Dentro de las variantes que realicé seleccioné una de la que desarrollé nuevas variantes, más de cien. Un trabajo creativo muy interesante donde se afinaba todavía más la idea. La fluidez y la frescura de cada uno de los dibujos aportaba nuevos significados en cada uno de ellos.

Las variantes tipográficas tenían también su espacio. Buscar una tipografía con la que me sintiera representada no era fácil, si bien mi tendencia era hacia tipografías de palo seco, sencillas, las distintas pruebas me llevaron hacia otro sentido.

Variantes de color y tipográficas

La tipo tenía que reforzar al imago, encontrando un equilibrio de pesos y tamaños con él para obtener en conjunto una buena legibilidad en cualquier tamaño en el que se presentaran.

Antes se había planteado otra cuestión ¿qué nombre iba a utilizar? Si bien en un principio pensaba en Patricia Pérez Redondo, era demasiado largo y ostentoso. Patricia Pérez había demasiadas y seguía siendo largo. La opción de Patri, más corto, cercano y práctico me convenció. Su tamaño además daba más juego con el imago y quedaría más equilibrado. Nuestra tendencia a acortar nombres era otra consideración a tener en cuenta.

Otra parte clave en los logotipos era la elección de los colores por lo que realicé un estudio de los colores que mejor me podían definir, teniendo en cuenta el mensaje que lanzaba cada uno de ellos y en conjunto.

Así llegué a la primera elección del logotipo. Colores naranjas y verdes daban frescura y ligereza al mismo, pero realmente no resultaban representativos de mi persona.

Dos primeras selecciones

Me replanteé el logotipo. Volví a la tinta y después de unas pruebas dibujé unos ojos más “artísticos”. Por poco tiempo lo consideré como una segunda elección del logotipo, pero perdía la inmediatez del primer imago y pasaba a convertirse más en un fondo, perdía valor y pregnancia, por lo que lo descarte.

Mirando las dos opciones volví al primer imago pero planteándolo en color negro como color corporativo, ya no me daba miedo ver su fuerza. Existía el problema que al ser tan concreto y cerrado el imago dejaba menos opciones para desarrollar la línea gráfica.

Nuevas variantes

Por lo que me puse a trabajar en nuevas variantes planteando manchas y figuras geométricas que reforzaran el logotipo, incluso jugué con la idea de los jeroglíficos. El timing se estaba viendo comprometido ya que en esas fechas ya teníamos que estar entrando en otra fase, pero era necesario hacerlo aunque supusiera más trabajo.

El uso de cuadrados que planteé resultó demasiado estático. Los círculos aunque interesantes ya estaban representados en los ojos, por lo que finalmente los elegidos fueron los triángulos. Experimenté con los colores, las transparencias, diversas posiciones  respecto al resto del logotipo… pero comprobé que no aportaba mucho más y disminuía la fuerza y la pregnancia originales.

Finalmente los triángulos fueron elegidos para formar parte de los elementos gráficos donde si podían aportar una línea gráfica y sumar su valor a la marca. Junto a ellos la versión más “ilustrada” del logotipo formaban a pasar parte de dichos elementos para aparecer en las aplicaciones.

Después de varias pruebas comprobé también que la tipografía elegida se quedaba pobre por lo que elegí la ITC Amarican Typewrite regular más juguetona y con más carácter, pero modificada. Los terminales de la a y la t daban una sensación muy estática al nombre, por lo que las acorté dándoles más dinamismo. El grosor de sus trazos combinaba bien con las gruesas líneas de los ojos y su peso.

Selección definitiva de logo Patri

El imagotipo originalmente creado a mano se digitalizó y mediante una retícula de composición se retocó, equilibrándolo un poco más. Ajustándolo junto al logotipo de forma equilibrada y con intención. El logotipo tomó su posición definitiva entre los extremos de los dos ojos, formando una especie de flecha hacia la derecha entre todos.

Todo este trabajo me había servido para entre otras cosas afianzar la idoneidad del imagotipo y llegar a la elección definitiva del logotipo, los elementos gráficos y colores corporativos.

El color negro es el símbolo de la elegan­cia, prestigio, distin­ción, sobriedad, leal­tad, humildad, tristeza, reacción, silencio, la vida…

Para la marca se eligió un color corporativo principal y otros dos secundarios.

El negro era el color principal y que le daba potencia a este logoti­po.

El primero de los colores secunda­rios estaba en camino entre el púr­pura y el rosa. El segundo de los co­lores era un rosa.

El púrpura o morado se relacionaba con el lujo, la realeza, la sabiduría, la dignidad, el misterio, la espirituali­dad…

El rosa con la diversión, ser presu­mido, la inocencia, lo femenino, la delicadeza, lo romántico…

Elementos gráficos

Para los elementos gráficos se esco­gieron también cuatro colores que podían combinar entre si junto con la escala de grises.

El amarillo se relaciona con la cali­dez, la amabilidad, positividad, ale­gría, luminosidad…

El naranja con la innovación, moder­nidad, juventud, diversión accesibi­lidad, vitalidad…

El verde con la naturaleza, ética, crecimiento, frescura, serenidad, orgánico…

El azul con el agua, la frescura, la simpatía, la armonía, la amistad, la confianza…

Una gama con la que además se puede jugar con su opacidad, para adecuarla al medio.

En ese momento en otro proyecto se entraría en la argumentación y en la preparación de la presentación al cliente, pero en este caso podíamos obviarla.

Implementar y comunicar

 

 En esta fase se recogen los logotipos definitivos modificables y los listos para la imprenta también. Se preparan diversos formatos y calidades para los distintos destinos: internet, impresión, digital…

Se preparan las aplicaciones gráficas que también han pasado por su proceso de bocetos y variantes, llegando a las definitivas.

Se organiza el plan de acción si se precisa para eventos, estrategias, etc. Se estructura todo para la difusión en los medios: redes sociales, páginas web, presentación pública…

En este caso es la presentación en mi web y la presentación pública en el instituto lo que preparo junto con todo el material gráfico que necesito.

Muestra general de aplicaciones

Para las aplicaciones decidí desarrollar una papelería básica: carpeta, carta, sobre y tarjetas. Pero con un carácter cambiante. Los colores del triángulo que acompañaba a la papelería podía ir variando según la estación o algún evento concreto. Tanto el sobre como la carta y las tarjetas se prestaban a poder imprimirlas, hacerlas en casa en pequeñas tiradas.

Presentacion-Proyecto-IVC_PerezPatricia_17-papeleria-op

El caso de la tarjeta personal formaba parte de la solución a la duda planteada al principio de si una imagen sola era capaz de representarme. El concepto de tarjeta personal, única, manual, fresca y cambiante era la respuesta, representaba la creatividad, la diversidad y mi carácter también. Todas eran personales en su factura, únicas y podían ser coleccionables. Reflejo también del momento. Fue un momento muy satisfactorio para mí.

Tarjetas personales variadas

 

 

Las chapas concebidas en principio como un medio de regalo de promoción se convirtieron en una exposición itinerante de mis ilustraciones.

Caja de chapas

Gracias a los elementos gráficos desarrollé otras imágenes para camisetas y bolsas de promoción. Las posibilidades de nuevas combinaciones se multiplicaban, reafirmando la elección de dichos elementos.

Camisetas IVC

Bolsas promoción

El logotipo ocupó su lugar tanto en la web como en la firma de mis mails. La web sería el espejo de todos mis trabajos, mi escaparate al mundo.

Web y mails

Memoria y registro

 

Registré los contactos, si se hubiera dado hubiera generado unas facturas.

Recogí en una memoria todo este proceso de trabajo hasta el último detalle y presenté el manual de uso de la IVC. Dentro realizaba la valoración de este proyecto tan personal.

Para terminar recopilé fotografías y vídeos del proceso. En ellas se podían ver las relaciones con mis compañeras y compañeros, profesores, parte del proceso de trabajo, etc.

Por si no lo había comentado antes, el trabajar en este ambiente fue muy enriquecedor para mí como creativa y persona.

Presentacion logo Patri

Resumiendo, el desarrollo de esta IVC buscaba el reconocimiento y señalaba también una nueva etapa en mi vida, un nuevo comienzo en la búsqueda laboral dentro del mundo del Diseño Gráfico y la ilustración.

Cumplía los objetivos planteados en el proyecto, entre ellos realizar un logotipo contundente pero fresco, fácilmente visible y reconocible, con fuerza, con un toque muy personal y humano. Que reflejaba el carácter de la diseñadora con alma de ilustradora. Una IVC abierta a la creatividad y con la posibilidad de seguir desarrollándola.

Para terminar, aunque el proceso ha necesitado mucho trabajo me siento satisfecha con los resultados.

¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *